Dicen no al aborto y operan dentro del vientre a bebé con espina bífida.

Entrevista. “No existe el derecho a tener un hijo. Con la maternidad subrogada son mercancía”
21/02/2018
Videos de las conferencias del Congreso Gender & Sex, celebrado en Madrid el 22 de Febrero de 2018.
01/03/2018

Redacción de ACI Prensa Publicado el 26 de febrero de 2018

 La esperanza de los niños con espina bífida crece a medida que los médicos desarrollan nuevas técnicas para corregir dentro del vientre materno este defecto. Ese fue el caso de la exitosa cirugía realizada a la pequeña Caroline Faith Blaire luego de que sus padres rechazaran el aborto.

“Yo estaba absolutamente en contra del aborto, que nos fue ofrecido tres veces. En el cuarto hospital al que fuimos les dije de inmediato que no quería escuchar esa palabra, que ni siquiera sea pronunciada”, dijo a ACI Prensa este 26 de febrero la madre de la niña, Michelle Blaire.

Según informa WFMJ News, en el 2017 la pequeña Caroline (hoy de 11 meses), originaria de Pensilvania (Estados Unidos), había sido diagnosticada en el útero con “mielomeningocele espina bífida”, la forma más grave de este defecto que impide el desarrollo de la médula espinal de un bebé, y por tal motivo los médicos sugirieron a los padres abortarla.

“El aborto nunca fue una opción para nosotros”, dijo Michelle, que junto a su esposo Ben se encomendaron a Dios en la oración para que ocurra un milagro. Inmediatamente decidieron que la bebé debía ser operada dentro del útero.

El Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati aceptó a Michelle como paciente y a las 25 semanas de embarazo (6 meses de gestación) le extrajeron el útero y lo abrieron para operar la columna vertebral de Caroline.

En la operación, cerraron el agujero en la espalda de la menor para evitar que el líquido amniótico siga dañando su espina dorsal y, finalmente, volvieron a colocar dentro el útero de Michelle por seis semanas más.

“Después de la cirugía, tuve que permanecer en Cincinnati durante seis semanas, mientras mi esposo y mis dos hijos todavía estaban en Hermitage (Pensilvania)”, dijo Michelle.

Pasados los seis meses, Caroline nació en mayo de 2017 con aproximadamente 2 kilogramos. Actualmente, ya con 11 meses de edad, se viene desarrollando correctamente.

“Ella no ha necesitado un shunt (derivación) porque su cerebro se ha estabilizado y está en el desarrollo adecuado. Puede moverse, su vejiga está funcionando. Es como cualquier otra niña pequeña, pero ella es nuestro milagro”, dijo Michelle.

Ahora, la familia Blaire continúa orando por la salud de su pequeña.

“Después de lo que pasamos y de lo mucho que oramos, decidimos hacer que su segundo nombre fuera Faith (fe)”, dijo Michelle.

En 2014, médicos británicos realizaron la primera cirugía en el útero a una niña por nacer con espina bífida. La cirugía fue un éxito y, para diciembre de 2016, Frankie, de 14 meses, estaba superando su discapacidad y aprendiendo a caminar, informó The Express .

Actualmente, al menos 13 hospitales en Estados Unidos realizan la cirugía fetal en bebés con espina bífida.

Los investigadores estiman que el 68% de los niños no nacidos que son diagnosticados con espina bífida mueren a causa del aborto. Sin embargo, estos nuevos procedimientos quirúrgicos reconocen que los bebés por nacer son pacientes individuales.

Actualizado el 26 de febrero de 2018 a las 16:27 GMT-5: Se agregaron las declaraciones de la madre de Caroline, Michelle Blaire.

CíViCa
CíViCa
Ciencia | Cultura | Vida Asociación de Investigadores y Profesionales por la Vida.